Entra en vigor la nueva Ley Orgánica de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales

La Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, publicada en el BOE del 6 de diciembre de 2018, viene a culminar un proceso legislativo cuyo inicio se remonta a mediados del año 2017 y que tenía como finalidad adaptar la normativa española al Reglamento (UE) 2016/679, general de protección de datos.

La nueva Ley deroga la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, así como el Real Decreto-Ley 5/2018, de 27 de julio, de medidas urgentes para la adaptación del Derecho español a la normativa de la UE en materia de protección de datos. Aunque hay que señalar que la derogación de la LO 15/1999 no es completa. La nueva Ley modifica distintas normas, como la LOPJ, LGS, LECiv o la LBAPC, entre otras.

Es una Ley que contiene 97 artículos, de los que destacamos los temas que siguen:

  • Se incluye la regulación de los datos de las personas fallecidas.
  • Se mantiene la prohibición de consentir tratamientos con la finalidad principal de almacenar información identificativa de determinadas categorías de datos especialmente protegidos, como la creación de «listas negras» de sindicalistas.
  • Se regula el uso de «cookies» o dispositivos similares, primando los derechos del particular en relación con el acceso a los datos, rectificación, supresión, oposición, entre otros.
  • Se regula la figura del responsable y del encargado del tratamiento de datos, incluyendo una amplia relación de sectores y actividades en los que su designación es obligada (art. 34.1).
  • Se refiere también a la Agencia Española de Protección de Datos, cuya presidencia pasa a ser nombrada por el Congreso de los Diputados.
  • Se recoge el régimen sancionador y el procedimiento sancionador aplicable.
  • Importante es el reconocimiento de nuevos derechos digitales, entre los que cabe hacer mención al derecho a la educación digital y a la seguridad digital, el derecho al olvido y el testamento digital, así como la desconexión digital en el ámbito laboral.

En definitiva, una Ley que incorpora muchísimas novedades, que requiere una lectura integral junto con el Reglamento (UE) 2016/679, y que exigirá un análisis detallado y un seguimiento detenido respecto a su aplicación.

Entra en vigor la nueva Ley Orgánica de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales

You May Also Like